EL DESIERTO DE MERZOUGA POR LIBRE,

MARRUECOS

Pasar una noche en el desierto de Merzouga es sin duda le experiencia más maravillosa que se puede tener en Marruecos y en gran parte del mundo.

Este desierto se encuentra en la frontera con Argelia, tiene una longitud de 22 km de norte a sur y 6 km de anchura y con unas dunas de hasta 150 metros de altura.

Nosotros llegamos a Erg Chebbi en nuestro coche de alquiler desde Marrakech. Éste pequeño pueblo es el que sirve de base para adentrarte a las dunas. El camino para llegar hasta aquí es sencillísimo y está bien asfaltado, por lo que no hay que tener miedo a venir por libre.

Una vez en el pueblo hay que buscar alojamiento, nosotros ya lo teníamos mirado gracias a nuestro amigo Chems, que se conoce Marruecos como la palma de su mano. Hay muchas buenas ofertas por Booking y otras webs.  La mayoría de Riads (hoteles), tienen su propia Haima en las dunas, por lo que al reservar, te viene una noche en el hotel y la siguiente en el desierto (por lo general puedes dejar las maletas en el hotel mientras pasas la noche en el desierto, y al día siguiente te dejan darte una ducha antes de seguir tu camino). Por todo esto nosotros pagamos 300 dirhams por persona, baratísimo.

Si todavía lo queréis hacer más económico, existe la posibilidad de ir con una tienda de campaña, caminar dunas adentro y acampar por la noche. Está completamente permitido.

¿EN QUÉ CONSISTE LA EXCURSIÓN?

Nosotros ya hablamos con nuestro Riad para llegar a la Haima en camello, por lo que quedamos con nuestro guía por la mañana para poder llegar a la Gran Duna a tiempo para ver el atardecer.

El trayecto hasta la Haima duró una hora aproximadamente. Durante el trayecto nuestro guía nos fue explicando cosas sobre la zona, nos enseñó algunas palabras árabes e incluso bromeó sobre anécdotas en el desierto. Disfrutamos como niños.

Una vez pasado uno de los mejores atardeceres del planeta, nos instalamos en nuestra tienda y esperamos a que sirvieran la cena. La cual fue espectacular. Cuando todos acabamos hicieron una hoguera a la luz de las estrellas y el guía y el cocinero sirvieron un par de bebidas y estuvimos charlando un rato.

El silencio, la inmensidad, la arena, las estrellas.. no hay palabras para describir la sensación tan mágica de pasar una noche en el desierto.

Al día siguiente nos sirvieron el desayuno y volvimos a los camellos de camino al Riad para ducharnos y seguir con nuestra ruta.

¿QUÉ TIEMPO HACE EN EL DESIERTO?

A pesar de lo que muchos nos imaginamos, las temperaturas en el desierto varían mucho según la fecha en la que queramos ir.

  • Verano: habrá unas temperaturas por encima de los 50 grados y con una noche fresca, pudiendo pasarla mirando las estrellas.
  • Invierno: las temperaturas son mucho más llevaderas por el día pero por la noche puede llegar a -5 grados.  
  • Otoño: es época de lluvia y tormentas de arena.

¿CÓMO SON LOS CAMPAMENTOS?

Por lo general son representaciones de Haimas Bereberes o Bedunias. Suelen estar divididos en “habitaciones o tiendas” con espacio suficiente para más de una cama. Por lo general la Haima se comparte con otros viajeros con los que coincides a la hora de cenar o en los aseos.

Existen Haimas privadas en las que tendremos el baño en la tienda y no se comparte nada con otros viajeros.

Nuestra Haima constaba de varias tiendas alrededor del comedor al aire libre, donde nos sentábamos a cenar. Por la noche hacen hogueras, tocan música bereber y preparan alguna cosa para beber.

  • CONSEJO: si se puede elegir, lo mejor es ir con alguna compañía que tenga las Haimas bien lejos del pueblo, para no tener contaminación lumínica y poder disfrutar de un cielo más bonito.

¿QUÉ ME LLEVO AL DESIERTO?

Principalmente hay que llevarse ropa cómoda y por capas (por el frío de las noches). Pensad que acabas de arena hasta las pestañas.

En cualquier época del año el sol pega fuerte por el día por lo que es recomendable llevar protector solar, agua, gorra y algún pañuelo para protegernos de las tormentas de arena.

No está demás llevarse un botiquín pequeño y algún producto de higiene íntima para las mujeres por si acaso.

CONSEJOS

  • Es importante llevar los móviles y cámaras cargados, ya que las haimas (por lo menos las nuestras), no tienen luz.
  • Lo mejor es ir en temporada baja, cuando hay muchísima menos gente y se disfruta más tranquilamente de la experiencia. Nosotros fuimos en Octubre y estuvimos prácticamente solos los 2 días.
  • Compara y pregunta siempre la capacidad del campamento o cuantas personas irán ese día.
  • Contrata tu excursión y tu guía una vez estés en Erg  Chebbi.
  • Ve ligero. La noche que se pasa en el desierto es para disfrutarla y no ir cargados. Con tener algo de abrigo y agua es suficiente.
  • No te pierdas el atardecer ni el amanecer entre las dunas.
  • Ir en camello duele. Es decir, aunque parezca divertido los primeros 15 minutos, el cuerpo se resiente.  Para los que tengan problemas de espalda, es recomendable hacer la excursión en 4×4.

Deja un comentario