AIT BEN HADDOU, UN VIAJE AL PASADO DE MARRUECOS

Ait Ben Haddou es una ciudad fortificada en la que parece que no ha pasado el tiempo. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987 y escenario de varias películas de éxito mundial.

Este poblado de arcilla y piedra, rodeado por grandes murallas, se encuentra a 200km de Marrakech.  Hoy en día viven muy pocas familias (dedicadas a vender artesanías a los visitantes) ya que se han trasladado a la otra parte del río debido al auge turístico que ha tenido en los últimos años.

El conjunto arquitectónico compuesto por este tipo de casas amuralladas se conocen como kashbahs, y ésta precisamente es una de las mejor conservadas de todo Marruecos. El material que se utiliza para construir las casas es el adobe, una mezcla de paja y barro con forma de ladrillo, que constituían pueblos bereberes rodeados por murallas para poder defender tanto las casas como sus cosechas y los palmerales que crecen en los alrededores. Este tipo de construcciones están ubicadas frente a la montaña, con torres a los lados y son perfectas para climas cálidos como el sur de Marruecos.

La entrada a Ait Ben Haddou cuesta 30 dirhams, aunque hay otras formas de pagar menos o, incluso entrar gratis. Si entramos por la puerta principal se paga la entrada normal, si lo hacemos por una de las casas de los dueños suelen cobrar 20 dirhams y para acceder gratis habrá que ir por la parte de la derecha una vez crucemos el puente bereber de sacos.

Además de pasear por la ciudad y entrar en los puestos de artesanías, también hay  una exposición con los fotogramas de las películas que han sido grabadas allí:

  • Juego de Tronos (Temporada 3)
  • Lawrence de Arabia (1962)
  • La Joya del Nilo (1985)
  • Jesús de Nazaret (1977)
  • La última tentación de Cristo (1988)
  • La Momia (1999)
  • Gladiador (2000)
  • Alejandro Magno (2004)

La mejor zona de la ciudad es llegar a la parte alta, donde podremos disfrutar de una panorámica de toda Ait Ben Haddou, una verdadera maravilla.

Vimos varios hoteles por la zona, pero no recomendamos pasar una noche por aquí ya que la visita a esta kashbah no dura más de 3 horas. Nosotros la visitamos cuando íbamos de Marrakech al desierto de Merzouga, una parada genial para hacer el camino más llevadero. Fuimos en nuestro coche de alquiler e hicimos la visita por libre sin ningún problema.

Deja un comentario