QUÉ VER Y HACER EN FLORIANOPOLIS, BRASIL

Floripa es una isla conectada al continente por tierra ubicada en el estado de Santa Catalina, del cual es la capital.

Si hay algo de lo que van sobrados en esta maravillosa isla, es de naturaleza, la cual respetan y cuidan muchísimo.

Moverse por la isla es facilísimo gracias al sistema de autobuses tan organizado que tienen. Cada zona de la isla tiene su propia terminal y se pueden hacer combinaciones para llegar a todas partes.

Lo típico en Brasil es alojarse en una “pousada”, pero como los precios estaban bastante altos por ser temporada alta, utilizamos Airbnb en la ciudad y nos salió tirado de precio. Si hubiésemos podido, nos hubiese encantado alojarnos en la zona de Barra do Lagoa, pero como hemos mencionado, los precios estaban por los aires.

La ciudad está bien para pasar una mañana o una tarde dando una vuelta, hay zonas coloniales súper bonitas que nos recordaron a Paraty. Lo típico es ir a ver:

  • El Mercado Público Municipal
  • El Puente Hercilio Luz
  • La Catedral Metropolitana
  • El Centro Comercial Iguatemi
  • Recorrer la Avenida Beira Mar Norte

Las zonas o playas más famosas son:

Personalmente las que más nos gustaron fueron:

  • Lagoinha do Leste

Este paraíso se encuentra al sur de la isla. Es un área preservada, ideal para los amantes de la natulareza. Solamente se puede acceder a través de dos senderos habilitados (entre 40-60min), ambos impresionantes.

  • Praia Mole y Praia Joaquina

Son las playas surferas por excelencia, situadas en Barra do Lagoa. Son playas más turísticas, a la vez que agradables. También famosas por las Dunas de Joaquina, donde se puede practicar el “sandsurf”.

  • Barra da Lagoa

Este pueblito pesquero nos e-na-mo-ró! Pasamos un día entero y nos hubiésemos quedado una semana.  Aquí el mar entra formando una laguna entre morros y casitas con pequeños muelles. Cruzando el puente que pasa por encima del canal, encontraremos una playa más íntima llamada Praya da Galetha, preciosa. Recomendamos muchísimo alquilar un kayak y recorrer todo el canal, a nosotros nos dejó sin palabras la experiencia.

  • San Antonio de Lisboa

Este pueblo colonial, de calles empedradas y calles coloridas, es el destino perfecto para pasar una tarde romántica. Famoso por sus restaurantes de mariscos (en especial las ostras),  es el lugar más tranquilo y pintoresco que conocimos de la isla.

  • Praya Itaguaçú

Es la menos famosa y no aparece en el mapa ya que está del lado de la ciudad, no en la isla. Nosotros fuimos paseando y nos sorprendieron las formaciones rocosas por toda la zona.

Una de las mayores atracciones es hacer las “trilhas” o senderos que hay por toda la isla y para todos los gustos. Nosotros hicimos las siguientes:

  • Trilha a la playa Lagoinha do Leste por el Pantano do Sul: unos 40 min, con bastante subida al principio. Sendero bien marcado con escaleras hechas a piedras.
  • Trilha a la playa de Naufragados: es la playa más al sur de la isla, el camino es con mucha vegetación por lo que el sol no molesta tanto. Se puede volver en barco.
  • Trilha a la playa de Galetha: el sendero empieza en Barra de Lago, pasando por el puente peatonal. Es considerada una playa nudista, el trayecto dura unos 30 min.
  • Trilha a las piscinas naturales de Barra de Lagoa: también se empieza en Barra curzando el puente, el camino está muy bien marcado y es cortito. Las vistas son preciosas y lo mejor es la recompensa de poder darse un chapuzón en semejante maravilla natural.

Las recomendamos todas, pero la que más nos gustó fue la de las piscinas naturales.

Nosotros estuvimos más de una semana en Florianopolis y no nos aburrimos ni un día. La isla ofrece muchísimas cosas por hacer y es sin duda uno de nuestros sitios favoritos de Brasil. Además, si tenéis la oportunidad de vivir el carnaval en Brasil como nos pasó a nosotros, no podéis dejar de ir al sambódromo a celebrarlo. Alucinamos con la cabalgata y la fiesta que se montó en el sambódromo de Florianopolis así que no nos podemos imaginar lo que debe ser vivirlo en Rio de Janeiro.

 

Deja un comentario