PORQUÉ NO HAY QUE NADAR CON EL TIBURÓN BALLENA EN OSLOB, FILIPINAS

Oslob es un pequeño pueblo al sur de la isla de Cebú. Para llegar desde Cebú City, hay un servicio regular de autobuses en la Terminal Sur.
En este pequeño municipio no hay mucho que hacer, pero la zona de Tan-awan esconde la criatura marina más bonita que hemos visto en la vida. El tiburón ballena, el pez más grande del mundo, llegando a medir hasta 14 metros. → Pero queremos dejar claro, que toda esta experiencia que vivimos no la hubiésemos hecho de saber el daño que les estábamos haciendo a estos animales. En ese momento no teníamos tanta información ni éramos conscientes de lo que conllevan este tipo de actividades.

Es una actividad muy polémica, ya que no es nada beneficioso para el medio ambiente ni para los propios tiburones, que al alimentarlos cambiamos sus patrones de comportamiento, rompemos su ciclo migratorio e impedimos que se valgan por si mismos. Claro está que la excusa que ponen los trabajadores es que si no hicieran esto, los tiburones ya habrían muerto en manos de algún cazador furtivo.

La actividad se desarrolla a partir de las 6.00 am que es el primer turno de avistamiento. Nada más llegar te dan una pequeña explicación de lo que se debe y no se debe hacer mientras estás en el agua,  reparten a los visitantes en barca, y las barcas se adentran al mar,  situándose detrás de los pescadores que están alimentando a los tiburones.  La inmersión dura 30min, donde podremos observarlos desde la superficie o meternos en el agua y tenerlos un poco más cerca. Dicha actividad tiene un coste de 1000PHP.

Tenemos que admitir que ver a esta gigantesca criatura enfrente de nosotros no se nos borrará jamás de nuestras retinas, pero si pudiéramos volver atrás, iríamos a hacer el avistamiento a Donsol, Moalboal o Leyte,  donde se puede nadar con ellos de forma sostenible y respetuosa.

Deja un comentario